La separación en origen permite el reciclaje de calidad y evita la disposición final o la incineración de productos y materiales que tienen un valor.

Los biorresiduos suponen la mayor parte en peso de la bolsa de residuos municipales, además que por su naturaleza de fácil descomposición y tratamiento, merecen una atención especial.

Desde Vermican trabajamos para implantar la separación de la fracción orgánica de residuos municipales en contenedores (abiertos y cerrados) o mediante compostaje doméstico y comunitario, así como para implantar la recogida de la fracción vegetal.

Nuestros estudios analizan la situación actual para poder dimensionar de forma óptima la implantación futura en el territorio. Las fases que comprende son las siguientes:

  • Diagnóstico de la situación actual
    • Territorial
    • Urbanístico
    • Gestión, recogida y tratamiento de residuos
  • Definición de la estrategia de implantación
  • Características y requerimientos para la nueva implantación
  • Criterios técnicos y económicos para la nueva implantación
  • Balance de costes
  • Cronograma de implantación
  • Otros (campañas de sensibilización, fiscalidad, etc.)
  • Próximos pasos a seguir

Los estudios de implantación se complementan con la elaboración de mapas de riesgo, mapas de ubicación (contenedores, compostadoras), mapas de áreas de influencia, mapas de viabilidad (gradientes, indicadores), etc. mediante herramientas GIS.

Ponemos énfasis en la realización de trabajo de campo (entrevistas, encuestas, caracterizaciones,…) además del trabajo técnico y analítico. Es imprescindible el conocimiento del entorno para poder realizar una correcta diagnosis del territorio.

Proyectos relacionados