Una correcta gestión de los biorresiduos implica un servicio de seguimiento y mantenimiento continuado y efectivo. El desarrollo de un correcto servicio de seguimiento garantiza el éxito durante el proceso de compostaje así como en el producto final.

El procedimiento seguido durante el servicio de seguimiento y mantenimiento es el siguiente:

  • Coordinación con el responsable técnico
  • Contacto con los usuarios
  • Realización de visitas presenciales:
    • Análisis general del compostador
    • Obtención de fotografías iniciales
    • Toma de datos (temperatura, humedad, nivel de llenado, etc.)
    • Labores de mantenimiento (volteo, riego, etc.)
    • Identificación y solución de incidencias (malos olores, plagas de insectos, etc.)
    • Obtención de fotografías finales
    • Extracción y cribado del compost finalizado el proceso del compostaje
  • Comunicación de los resultados
  • Informes y memorias

Vermican cuenta con herramientas propias para la realización del seguimiento técnico con capacidad de toma de datos, registro de usuarios, geolocalización de compostadoras, toma de fotografías, elaboración de informes, etc.

Tenemos en cuenta la legislación vigente para cumplir con las recientes normativas que aplican al compostaje comunitario para que la zona esté en todo momento dentro de los parámetros de uso que marca la ley.

 

Proyectos relacionados