La prevención de residuos debe ser un eje central y prioritario en cualquier actividad relacionada con los residuos, dado que el mejor residuo es el que no se genera.

Fomentando la prevención de residuos se consigue un ahorro de recursos materiales y energía, se disminuyen los impactos ambientales para la producción y transporte, se reducen los costes asociados a la gestión de residuos y además se da cumplimiento a la normativa vigente europea y estatal.

Desde Vermican elaboramos Planes Locales de Prevención de residuos municipales así como programas y campañas relativas a la reducción y prevención del despilfarro alimentario fomentando acciones como:

  • Talleres de reparación y reutilización de materiales
  • Actividades con centros de recuperación de materiales
  • Reducción del desperdicio alimentario
  • Talleres de aprovechamiento alimentario
  • Promoción de compras responsables
  • Ambientalización de actos públicos y festivos
  • Mercados de segunda mano e intercambio
  • Potenciación del consumo inmaterial