El Concello acaba de reabrir el compostero comunitario de Arcade que cuenta con aportaciones de unas 200 viviendas del centro.

El Concello de Soutomaior retomó esta semana la actividad de otro de los centros municipales que se cerraron por la alarma sanitaria de la covid-19, el centro de compostaje comunitario de Arcade.

La instalación, que había sido cerrada con el decreto del estado de alarma, ya está habilitada para que los vecinos puedan depositar sus residuos como lo hacían antes de la pandemia. A pesar de ello, el Concello recomienda seguir todas las medidas de seguridad e higiene general que actualmente se indican desde el Ministerio de Sanidad y la Consellería: uso de distancia social y mascarilla, así como de higienizante o hidroalcohol tras tocar superficies de contacto frecuente.

La reapertura del centro se retrasó durante unos días para actualizar la parcela en la que se encuentra el centro, que tras varios meses sin uso estaba invadida por la vegetación. Así, con la llegada de la nueva normalidad, el Concello anima a los más de 200 vecinos adheridos al programa de compostaje del centro comunitario de Arcade a volver a colaborar en la protección del medio ambiente a través de la correcta gestión de sus residuos orgánicos. A su vez, les insta a aprovechar, si así lo desean, el abono resultante tanto en el uso de plantas de interior como en sus parcelas.

Además de los 200 usuarios del centro de compostaje comunitario de Arcade, el Concello repartió en los últimos años más de 180 unidades de composteros individuales en viviendas unifamiliares del municipio. “Esto significa que, entre los usuarios de composteros individuales y los del colectivo de Arcade, hay más de 400 familias apoyando el reciclaje doméstico de manera activa en el concello”, sostiene el alcalde, Agustín Reguera, destacando que es una cifra “de la que nos podemos sentir orgullosos”.

Del mismo modo, Reguera aseguró que, “además de ahorrar y mejorar en la reutilización de recursos, se reducen gastos ya que toda la materia orgánica que se aprovecha en el compostero no se deposita en el colector habitual y con ello se ayuda a reducir los costes económicos que origina el servicio de basuras”.